Plaza de la Constitución, 1 - 50546 Bulbuente (Zaragoza)

976 867 100 bulbuente@dpz.es

Historia

Heráldica

Escudo cuadrilongo con base redondeada. En campo de gules una torre de plata sumada de una “B”, de oro, coronada de lo mismo, sobre fuente semicircular, de oro, cargada de 21 roeles de azur, puestos 20 en la curvatura y el otro, más grande, bajo la puerta, flanqueada de dos chopos, desarraigados, con 5 raigones, de sinople, fileteados de oro. Al timbre, Corona Real Cerrada.

Edad Media:

El castillo fue comprado por Sancho VII de Navarra en 1195, con el fin de abrir un frente contra las tierras ocupadas por el Islam, después paso a manos del Reino de Aragón que tras unas décadas de la muerte Pedro II, en 1242, Don Lope Ximénez de Luesia, lugarteniente de Jaime I, dio al Monasterio de Veruela todas las posesiones de Zaragoza y Bulbuente entonces llamado Bulbón, junto con la villa, a cambio de que el monasterio les cediera la villa de Purujosa y 3000 sueldos jaqueses, que el monarca permuto el 17 de diciembre de 1247 y el pago al monarca fue el 21 de diciembre de 1249.

Pero en 1257 el Monasterio de Veruela tuvo un juicio con el Obispado de Tarazona, ya que el monasterio quería cobrar el diezmo en el pueblo, ya que el diezmo entonces los cobraba el obispado, estos problemas se alargaron, hasta el 23 de junio 1301, en el que Bulbuente empezó a cobrar el diezmo al monasterio y Purujosa a el obispado, estos problemas volvieron a surgir en 1437.

Veruela a nivel de administración de tierras utilizaron el sistema de enfiteusis, en el que los campesinos, tenían dominio útil de la tierra, en la que podían vender las tierras exceptuando a las personas con privilegios ya que el monasterio perdía el canon de alquiler o cesión de ese terreno, en 1345 hubo este tipo de problemas, aunque un año antes el monasterio también tuvo que poner orden en Bulbuente y el extinto pueblo de Villamayor,​ ya que en la carta puebla de 1246 exigía que los que manejaran las tierras fueran vecinos, pero en 1344 mucha gente se había mudado a Bulbuente y el monasterio mando trasladar a los vecinos de Villamayor a su pueblo. Villamayor desde entonces empezó un proceso de despoblación, y a causa de la Guerra de los dos Pedros en 1361, Pedro IV solicitó a Borja acoger a Bulbuente Y Villamayor. Estos echos, y el estado hostil debieron acabar con Villamayor y una bajada de población en Bulbuente.

Edad Moderna:

En 1525, Carlos I decretó, la conversión al cristianismo de los moriscos, y al no consagrarse la mezquita de Bulbuente, Fray Miguel Ximénez, Abad de Veruela, contacto con el arquitecto guipuzcoano Juan de Arizábal, el 2 de junio de 1533, para la construcción de la iglesia de Santa María, que fue acabada en 1535, con el coste de 12000 Sueldos Jaqueses, que fueron acabados de pagar el 20 de noviembre de 1536, por el abad Hernando de Aragón.

En la primera semana de cuaresma de 1542, el Abad del monasterio, mando a Fray Loppe Galindo y a Simón de Borja, que era el justicia del lugar, que derribaran las casas de los convertidos, para ver si eran o no cristianos e inclumpian las normas de la cuaresma de comer carne. En 1573 había concordia entre el monasterio y el pueblo pero la subida de impuestos del monasterio en 1598 se enfureciera la población.

El 13 de julio de 1610, llegó el comisario Juan Reclusa, que era de Albalate de Cinca y expulso a 307 moriscos de Bulbuente, quedando casi vacío el municipio, que en aquel entonces tenía 491 habitantes, todos los moriscos fueron trasladados al Puerto de Alfaques, en Cataluña donde cogieron un navío con destino a Orán. Este hecho hizo que el 27 de mayo de 1613, las autoridades verolenses promulgaran una nueva carta puebla, para poder repoblar el pueblo.

Sobre mediados del S. XVII resulta llamativo que no afectase mucho la pandemia de peste, en la que solo hubo 2 fallecimientos, en la localidad. Bulbuente, fue repoblándose poco a poco, cabe destacar que en el 1700, aún no se había llegado a los niveles de población de 1610. En 1722 volvió a surgir las disputas entre el monasterio y el obispado, por el tributo de los impuestos.

Edad Contemporánea:

El aumento de población que hubo a principios del S.XIX hizo que las autoridades verolenses aprobaran la ampliación de la iglesia en 1827 y que las obras fueran sobre 1830, acabando en 1833 la obra. Durante esa época, en los inicios de la regencia del reinado de Isabel II, los cambios políticos, junto con la Desamortización de Mendizábal, hizo que los frailes del cister abandonaran el monasterio de veruela, en 1835, que en Bulbuente afecto al Castillo-Palacio, y a los dos molinos del monasterio, ubicados en el Barranco del Molino, que pasaron a manos privadas.

Tras la desamortización la demografía creció notablemente teniendo 797 habitantes en 1857, Sobre la década de 1840, se sabe que Bulbuente tenía 170 casas, con la del ayuntamiento y la cárcel, tenía un hospital, una venta y una escuela con 25 alumnos, que pagaban una fanega de trigo para poder estudiar, y dotada de 800 reales de vellón.

En 1877 llegó la Compañía de Jesús a Veruela, esta etapa trajo una devoción al Sagrado corazón de Jesús, tallado por el fraile jesuita Lucas Pellicer Tejero, que era natural de Bulbuente. En 1882 varios pueblos de la Comarca de Borja, formaron una comisión donde mandaron un informe a la Compañía de Ferrocarril Norte para intentar crear la línea de ferrocarril Borja-Cortes, que al principio iba a acabar en Bulbuente, pero en 1885, fue descartado el tramo entre Borja y Bulbuente.

En 1900, debido a la crisis de filoxera que había en esa época en Francia, la población aumento hasta los 1050 habitantes, pero la filoxera no tardó en llegar y al recuperarse el mercado vinícola francés la población fue mermando. Durante la Guerra Civil fallecieron 12 vecinos de Bulbuente, 11 hombres y una mujer, y en el cementerio en la fosa común hay tres vecinos de Trasmoz.​ El 21 de junio de 1948 en Borja se celebraron los premios “Ciudad de Borja” y la compañía de danzantes de Bulbuente, actuaron ante el ministro de justicia, Raimundo Fernández-Cuesta.